viernes, 6 de marzo de 2015

"Mejorando" el champú

champu1

Para acabar una semana radiante, hoy me gustaría compartir con vosotras mi método para "mejorar" un champú "relativamente bueno" y transformarlo en uno mucho mejor. Conseguir que cualquier champú normalito (aunque mucho mejor si buscamos un champú que contenga el menor listado posible de ingredientes industriales) mejore notablemente y aportar un extra de brillo, cuerpo y suavidad es posible gracias a una receta que ahora os contaré.

Today I would like to share with you my method to "improve" a "relatively good" shampoo and make it a much better one.  I found that any average shampoo (although it would be much better if we use a shampoo that contains the smallest possible list of industrial ingredients) improves significantly and provide an extra shine, body and softness  thanks to the recipe bellow.




Cuando tomé la decisión de cambiar hacia unos hábitos de vida más sanos y naturales una de mis primeras misiones fue reducir el uso del champú convencional y pasar progresivamente a métodos más naturales.

Hasta hace unos años mi idea de un "buen champú" radicaba en la relación perfume-espuma y en cómo me dejaba el pelo (sedoso, manejable, brillante...), y hasta el momento, si el champú no hace espuma no me deja sensación de limpio.

Os cuento esto porque quizás estéis en la misma situación. He probado muchos métodos, incluyendo el famoso "no poo" ("no shampoo") según el cual te lavas únicamente con bicarbonato diluido en agua y te aclaras con vinagre también diluido en agua. Decidí que no era para mí!

Probé también a utilizar el jabón de marsella que preparo para lavar la ropa. Hacía buena espuma, pero me dejaba una sensación de suciedad que no os puedo explicar.

La opción fue cambiar a un champú natural.  Esto es, un champú que no contenga ingredientes químicos agresivos para el cabello, ni parabenos, ni sulfatos, ni detergentes, ni colorantes artificiales. Son champús bastante caros y todos me dejaban el pelo muy seco, su perfume (si es que olían a algo!) no persistía muchas horas y apenas hacían espuma.

Tampoco las recetas de champú casero surtieron buen efecto en mi pelo ni en mi cuero cabelludo. Quizás porque no tuve la suficiente paciencia para soportar el período de adaptación y la angustia de llevar el cabello feo me ganó.

Y finalmente llegué a mi champú definitivo, hace espuma, huele de maravilla y deja el cabello precioso. Utilizo un champú "bastante" natural (desconfío que sea 100% natural, pero es de los que contienen menos ingredientes y nombres extraños) y le añado 3 productos que lo convierten en un champú maravilloso y que además mejorarán radicalmente cualquier champú que utilicéis: extracto de manzanilla, aceite esencial de manzanilla y aceite de oliva. Todos en su justa medida y sin excederse, apenas unas gotitas de cada uno.

champu3

La manzanilla tiene valiosísimas propiedades sobre el cabello, aparte de los grandes beneficios que aporta (a nivel digestivo, para el tratamiento del dolor, problemas de piel, relajante...). Es utilizada popularmente para aclarar el cabello, pero además -y sobre todo- para aportar mucho brillo y regular el cuero cabelludo.

La receta es muy sencilla, necesitaremos:

200 ml de champú neutro

20 ml de extracto (tintura) de manzanilla

5 o 6 gotas de aceite esencial de manzanilla

1 cda de aceite de oliva o almendras

Colocamos en un recipiente el champú neutro, añadimos el extracto de manzanilla, el aceite de oliva o almendras y unas gotitas de aceite esencial. Mezclamos suavemente intentando no hacer espuma y con un embudo vertemos en un bote con tapa. Y ya tenemos nuestro champú "mejorado". Si vuestro bote de champú es más grande o más pequeño, solo basta ajustar la proporción de manzanilla que vais a agregar.

Veréis por la foto que yo he utilizado oleato de manzanilla, que es simplemente aceite de oliva virgen extra macerado con flores de manzanilla durante 2 meses, pero podéis utilizar solamente aceite de oliva o si preferís aceite de almendras. En cuanto al extracto de manzanilla, se consigue en los herbolarios, y es muy bueno para los problemas digestivos y para tratar los espasmos y problemas gástricos producidos por los nervios. Como en esta receta utilizaréis poquito, os va a cundir para muchos botes de champú. En casa llevamos utilizándolo desde hace más de un año, y sólo he comprado el extracto una única vez.

Este champú lo podéis utilizar con regularidad y notaréis cómo el cabello luce muy brillante, suave y con unos reflejos muy bonitos. Ha salido tan bueno que siempre que tengo la ocasión lo recomiendo y os puedo asegurar que ha gustado enormemente a todos los que lo han probado!!

champu2

Veréis qué bonito y saludable deja el cabello, con un delicioso aroma, un brillo y una suavidad que os enamorará!!

Feliz fin de semana y a disfrutar de este precioso tiempo primaveral!!


English version

When I decided to change to a healthier and natural lifestyle one of my first assignments was to reduce the use of conventional shampoo and gradually move to more natural methods.

Until a few years ago my idea of ​​a "good shampoo" lay in the relationship fragrance-bubbles and how it left my hair (silky, manageable, shiny ...), and so far, if the shampoo does not make bublles I couldn´t feel my hair completely clean.

Maybe you are or you have been in the same situation. I have tried many methods, including the famous "no poo" ("no shampoo") but I decided it was not for me!

I also tried  to use the Castille soap I prepare for laundry, pretty good bubbles, but it gave me a feeling of dirt that I cannot explain.

The option was to switch to a natural shampoo. That is, a shampoo containing no aggressive chemical ingredients for hair, or parabens, sulphates, or detergents, or artificial colors. They are quite expensive shampoos and most of them left me very dry hair, and perfume did not persist long hours and barely made bubbles.
Even  recipes for homemade shampoo took good effect on my hair or my scalp. Maybe because I did not have the patience to endure the adaptation period and  the anguish of feeling my hair so ugly won me very easily.


chamomile essential oil, chamomile natural tincture and olive oil
And finally I achieved this shampoo, foamy, great smell,  and leaves the hair really beautiful. I use a "quite" natural shampoo (distrust that is 100% natural, but at least containing fewer ingredients and strange names) and I add 3 products that make it a wonderful shampoo and also improve dramatically any shampoo that you use: chamomile tincture,  chamomile essential oil and olive oil. Just a few drops of each.

Chamomile has valuable properties on the hair, apart from the well-known  benefits  (digestive tract,  skin problems, relaxing...). It is popularly used to lighten hair, but also and especially to provide high brightness and regulate the scalp.


This recipe is very simple, you will only need:

200 ml  neutral shampoo

20 ml natural tincture Chamomile

5 or 6 drops of chamomile essential oil

1 tbsp olive or  sweet almonds oil

Put in a bowl the shampoo, add chamomile extract, olive or almonds oil and a few drops of essential oil. Mix gently trying not to foam, using a funnel pour into a jar or bottle. And now you have your "improved"  shampoo. If your shampoo bottle is bigger or smaller, you just need to adjust the ratio of chamomile that you are going to add.

As you see the picture I used macerated chamomile, which is just extra virgin olive oil with chamomile flowers macerated for 2 months, but you can only use olive oil or almond oil if you prefer. You can find chamomile natural tincture at the herbalist´s shop, and it´s very good for digestive problems, spasms and gastric problems caused by nerves. In this recipe you will only use a little so you will be able to use it in many many bottles of shampoo. 

You can use this shampoo regularly and you´ll get a super soft and ultra shinning, glossy hair!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...