lunes, 16 de febrero de 2015

velas de masaje y aromaterapia

Hoy os presento una manualidad muy entretenida y sencilla de preparar, os asombrará el resultado! Se trata de unas velas arómaticas 100% naturales y ecológicas, que son aptas tanto para ambientar como para realizar masajes.

vela masaje jazmin photo

¿Vamos a la receta?



Están realizadas con cera de soja, aceite de oliva (o de coco o almendras) y aceites esenciales, el que más os guste. Veréis que al encenderlas despiden un perfume muy relajador y sedante, y sobre la piel, en masajes, relajan los músculos y ayudan a descargar la tensión, a la vez que protege, nutre y humecta.

Estas velas no son tóxicas, porque no contienen parafina ni otros hidrocarburos, duran más que una vela normal y se queman a baja temperatura, por lo que se mantienen las propiedades de los aceites esenciales que utilicemos. No queman la piel y no manchan la ropa.

Estas velas en concreto contienen aceite de jazmín, no podréis creer cómo huelen y que relajante es!! Pero podéis elegir el aceite esencial que prefiráis, dependiendo de él tendrá unas propiedades u otras. El aceite esencial de lavanda o de lavandín, es también un magnífico relajante.

El procedimiento es muy sencillo, sólo hay que tener cuidado de no quemarse mientras derretimos la cera y vertemos en los recipientes. Con esta cantidad se obtienen dos velas pequeñas (como la de la imagen) o una grande.

Ingredientes:

75 gramos de cera de soja

1 cta de manteca de karité

2 ctas aceite de coco, oliva o almendras

20 a 30 gotas de aceite esencial a elegir, yo utilicé jazmín

Antes de comenzar, debemos disponer de los recipientes donde pondremos las velas, deberán estar limpios y secos.

En cuanto a las mechas o pabilos, podemos comprarlas ya listas para utilizar o prepararlas nosotros mismos. Yo suelo preparar varias mechas de más cuando elaboro alguna vela y reservarlas para futuros proyectos. Pero si no tenemos, es muy sencillo. Nos bastará una pequeño hilo de algodón, que mojaremos en la cera derretida, dejaremos secar y estará listo para utilizarse.

Para elaborar la vela, necesitaremos una cacerola pequeña y un cuenco resistente al calor, que pondremos a baño maría. Derretiremos allí la cera removiendo para facilitar el proceso, hasta que esté líquida.  Retiramos del fuego.  Agregamos la manteca de karité y el aceite. Cuando ya están integrados añadimos las gotitas de aceite esencial, la cantidad dependerá de la intensidad de aroma que queramos conseguir. Yo no suelo poner más de 20, pero va en gustos.

Dejamos caer una gotita en el fondo del recipiente que contendrá la vela,  colocamos la mecha y dejamos secar y endurecer. Luego, muy cuidadosamente vamos echando el resto de la preparación y dejamos enfriar, procurando que la mecha permanezca erguida.

Es preferible dejar asentar los aceites y el aroma un día antes de encenderla.

Cada vela dura encendida muchas horas pero lo ideal es aprovechar el aceite para un masaje, no os imagináis qué relajante es, qué buena sensación genera y cómo os deja la piel, tan hidratada y luminosa!

vela encendida photo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...