jueves, 5 de febrero de 2015

La madre de todos los jabones



1 avena y manzanillitas

Este es uno de mis jabones preferidos, es para mí un elixir de suavidad y pureza, una crema con forma de jabón y la delicadeza hecha pastilla.  Su ingrediente esencial: la avena.




La avena es uno de los alimentos más excelentes y completos, "la reina de los cereales", por su alto contenido en proteínas, vitaminas, minerales, hidratos de carbono y nutrientes. Entre las vitaminas, destacan la vitamina B1, B2 y E, entre los minerales, el magnesio, zinc, calcio, potasio y hierro.  Es rica en carbohidratos complejos (fáciles de digerir y que generan saciedad), fibra y aminoácidos (seis de los ocho aminoácidos esenciales), así como betaglucano, componente que absorbe el colesterol y los ácidos biliares del intestino, ayudando a eliminarlos de manera natural.

Si todos estos beneficios no fuesen suficiente, en el campo de la cosmética la avena es un aliado inigualable, por el alto poder de hidratación y nutrición que ofrece a todos los tipos de piel. Es un ingrediente natural que proporciona una poderosa acción limpiadora. Este es uno de sus mayores beneficios para la piel, pues absorbe toda la suciedad y residuos que se acumulan en los poros ofreciendo una limpieza profunda. Asimismo, cuida la estructura de la piel de forma natural y mantiene su pH gracias a las proteínas que contiene, y a su vez, gracias a los lípidos y sustancias absorbentes de agua que la componen, la avena es excelente para evitar la deshidratación de la piel, pues la protege de las agresiones externas manteniendo su barrera protectora.

Por todo ello, la avena resulta ideal para eliminar células muertas e impurezas de la piel como espinillas, granitos y otras imperfecciones. Tanto en jabón, como en mascarillas, la avena ayuda a controlar los brillos y la producción de sebo típicos de las pieles grasas, disminuir los signos propios del acné, mantener la piel hidratada y limpia.

Resulta también ideal en pieles sensibles, por su gran acción calmante, y por ello está indicada en casos de eccemas, dermatitis, psoriasis, urticarias.

5 jabon y oleato

Una mascarilla muy sencilla de elaborar, ideal para calmar la piel y limpiarla de impurezas, consiste en triturar 2 cucharadas de avena, mezclar con un poco de agua mineral y llevar a fuego lento removiendo. Se puede agregar una cucharadita de miel. Cuando se ha formado un pasta ligera, se retira y deja templar. Cuando está bien templada, se aplica sobre el rostro y se deja reposar 15 minutos.

Y por último, la estrella, que es sin lugar a dudas uno de los jabones más cremosos e hidratantes que he probado nunca. Entre sus ingredientes destacan además de la avena, la manzanilla en oleato y en hidrolato, y la miel de azahar. La manzanilla ayuda también a calmar y descongestionar la piel y la miel de azahar aporta su poder antiséptico y cicatrizante. Los demás aceites que lo componen son de oliva virgen extra y de coco.  El suave aroma a manzanilla y la cremosidad de la avena es un placer para los sentidos y una invitación a la relajación.



4 con oleatos

6 presentacion
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...