martes, 3 de febrero de 2015

Exfoliante de manos de romero y naranja

Aún recuerdo la cantidad de exfoliantes que he comprado en los últimos años, he probado muchas marcas y tipos, que prometían una piel suave, radiante e hidratada. Hasta que comprendí que no existe mejor exfoliante que el que una puede preparar en casa, y personalizar según sus preferencias y características personales. Es infinitamente más saludable y económico.

Incluiré con el tiempo, todos y cada uno de los exfoliantes que preparo, tanto para el rostro como para el cuerpo, de todos los sabores y perfumes, pero hoy quiero compartir el que utilizo para las manos.

Paso muchas horas en la cocina, cocinar es una de mis pasiones, y aunque prefiero la repostería, a lo que suelo dedicar más tiempo a diario es a cocinar, guisar, picar verduras y laminar ajos... todo ello, está claro, con el inconfundible aroma que deja en las manos.  Por eso me gusta tener en la cocina un kit para limpiar las manos compuesto de jabón casero (de romero, lavanda, manzanilla...) y un bote con mi super exfoliante de manos a base de romero y naranja.

IMG_20150203_163027





Es muy sencillo de preparar, bastan unos pocos ingredientes que tenemos en la cocina como el azúcar blanco, azúcar moreno y aceite, ya sea de oliva, de almendras o de coco.

En este caso he utilizado mayoritariamente azúcar blanco y sólo un poco de azúcar moreno, pero esto va al gusto de cada uno. Como yo lo utilizo a diario, el azúcar blanco es más suave con la piel, y el moreno es más indicado para eliminar pieles muertas y una exfoliación más profunda.

En cuanto a los aceites, se puede utilizar el que se prefiera o se tenga a mano, si vamos a utilizar el de coco, y está sólido, conviene batirlo un poco con batidora eléctrica, y quedará cremoso. También se puede derretir un poco a baño maría.

En este caso, yo acababa de preparar un oleato de romero, así que decidí aprovechar el romero seco que había utilizado en la maceración.  Utilicé también oleato de naranja, porque ambos tienen propiedades antioxidantes, bactericidas, anti-inflamatorias, purificadoras, ambientadoras, etc.

IMG_20150203_163154



Como he dicho, es un método muy sencillo y versátil, y como enseñaré más adelante, preparo exfoliantes de variedad de aromas e ingredientes, dependiendo del uso que le daré y las características específicas de mi piel.

Si se desea una exfoliación más suave, es ideal sustituir el azúcar por sal marina, sal del himalaya, avena y arroz molido, y combinarlo con un aceite ya sea de oliva virgen extra, de coco, de almendras, de semillas de sésamo, como se prefiera, y algunas gotitas de aceite esencial, dependiendo del uso que le daremos podremos utilizar aceite esencial de lavanda si buscamos un efecto más relajante, o de árbol del te si lo que queremos es tratar el acné y las espinillas, o de manzanilla para pieles sensibles e irritadas.

Como éste en particular lo reservo para la cocina, y ya contiene el romero que ha estado impregnado en aceite durante más de dos meses, y disponía de pieles de naranja, no he visto la necesidad de añadir ningún aceite esencial, pero sin problemas se puede combinar como uno lo prefiera.

Se mezclan todos los ingredientes, hasta obtener la textura de arena mojada, y se guarda en un bote de cristal limpio y seco.

IMG_20150203_163511

Instrucciones: 

Esta es la receta que yo he utilizado, aunque es totalmente abierta a modificaciones:

4 o 5 cdas de azúcar blanco (se puede combinar con sal marina)

2  cdas de azúcar moreno (la cantidad dependerá del tipo de exfoliación que busquemos)

aceites para impregnar la mezcla anterior, yo utilicé unas 2 cdas de aceite de almendras, 1 cda de aceite macerado de romero y 1 cda de aceite macerado de naranja

romero seco y piel de naranja picaditos

opciones:

se pueden añadir unas gotitas del aceite esencial que se prefiera.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...