martes, 3 de febrero de 2015

sacando provecho al vinagre de manzana

El vinagre de manzana posee un sinfín de propiedades, al ser una bacteria natural que contiene muchos minerales y oligoelementos. Se ha utilizado como cura natural para diferentes enfermedades y dolencias, así como para la limpieza del hogar. Es muy difundido su uso para combatir el mal aliento, el acné y curar enfermedades de la piel, reducir el colesterol, las alergias, infecciones nasales, combatir la fatiga muscular, fortalecer el sistema inmunológico, perder peso, prevenir el estreñimiento, regular la presión arterial, etc.

En mi caso particular, lo utilizo en la cosmética, como tónico facial, como enjuage para el pelo y como producto de limpieza doméstica.

Como tónico facial, combino una parte de vinagre de manzana ecológico con madre, con dos partes de agua destilada y lo aplico por todo el rostro y cuello como cualquier otro tónico.  También suelo ingerirlo, para ello agrego una cucharadita en un vaso con agua y bebo uno o dos vasos cada día, dados los beneficios que posee para mejorar la digestión, ayudar a perder peso, prevenir cálculos en la vejiga y tracto urinario, combatir el mal aliento, y tantas y tantas ventajas!

También lo utilizo como enjuage para el pelo, ya que ayuda a regular el ph y aporta brillo y suavidad. He prescindido de las mascarillas comerciales y me he rendido a las propiedades del vinagre, como comentaré en próximos posts.

Pero hoy explicaré como preparo mi super limpiador, a base de vinagre de manzana y piel de naranja. Este limpiador casero lo preparo desde hace un par de años, en principio lo probé porque quería un limpiador para el baño y los cristales, y desechar tantos productos químicos de mi arsenal de limpieza. Me encantó el resultado y me enamoré de mi nuevo limpiador, lo empecé a utilizar en la cocina, el baño, cristales, suelos, grifería, etc etc etc. También lo utilizo para eliminar y prevenir malos olores, por ejemplo luego de utilizar el horno con alguna comida que ha dejado mucho olor, suelo dejar el horno cerrado y apagado con medio vaso pequeño de mi limpiador, y así no queda ningún rastro de olor a comida. Lo mismo hago con la freidora, cuando acabo de limpiarla, pongo un vasito pequeño con un poco de este limpiador casero, en la freidora limpia y seca, y lo conservo así hasta el próximo uso.

limpiador de vinagre



En resumen, no he encontrado ningún producto del mercado que logre mejores resultados, y encima es baratísimo y natural.

Este limpiador combina lo mejor del vinagre y la naranja, su poder antiséptico y anti bacteriano, que además de limpiar en profundidad y desengrasar, deja un aroma muy agradable.

La manera de prepararlo es muy sencilla, solo necesitaremos 2 ingredientes: vinagre de manzana y pieles secas de naranja.

Como en casa se bebe mucho zumo de naranja, lo que hago es reservar las pieles -solo la parte naranja y no la parte blanca-, las dejo secar y las voy guardando en un bote de cristal limpio y seco. Cuando tengo suficientes, relleno el bote con el vinagre y lo dejo reposar 15 días mínimo, para que la naranja libere sus aceites esenciales y aporte ese maravilloso perfume.

limpiador de vinagre de manzana y naranja

Suelo utilizar vinagre ecológico de manzana porque tiene un poco de madre, veréis que es esa parte espesa que se nota cuando el recipiente está en reposo.  Pero al ser para limpieza, cualquier vinagre de manzana nos vale.

vinagre y naranja

Cuando han pasado dos semanas, ya se puede colar y utilizar. Suelo mezclarlo con agua, pero se puede utilizar sin diluir, aunque luego hay que aclarar con abundante agua las superficiales donde se utilice.  Probadlo y ya me contaréis!!



limpiador vinagre







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...